viernes, 9 de octubre de 2009



“Ser un artista no es otra cosa que el deseo demente de expresarte”

Encuentros con Cassavetes

Fuiste a la universidad y no aprendiste a nada, no aprendiste a pensar, no aprendiste a hablar y no aprendiste a escuchar. Finalmente, cinco años más tarde comprendí que quería decir. Hoy la mayoría de los actores siguen sin saber hablar y escuchar.
Hay que ser artista de verdad. No se puede ser un fantasma y decir: soy artista pero también me gustaría ser estrella de cine. También me gustaría ser comercial, tienes que decidir que eres, y después si te dedicas a eso, lo serás.
Lo más difícil es aclararte.

El problema de la interpretación?

¿Qué significa actuar? Reconocer lo que lees en una pagina y darle forma?

Para el Actors Studio, la interpretación era algo serio, dificultoso y honesto. Cassavetes pensaba que interpretar era diversión. Podía ser alocada y cómica. En la visión de Strasberg, el teatro era una iglesia; en la de Cassavetes: un terreno de juegos. Mientras que el Actors Studio se especializaba en la angustia, en la depresión en los actores de aire meditabundo, Cassavetes pensaba que la interpretación tenía que ser básicamente una expresión de alegría y exaltación.

Hay que aprender a escuchar el latido de la escena en el momento de la improvisación.
No pensar la causalidad y expresarla en el discurso hablado. Permanecer, habitar el espacio de las circunstancias dadas. Un ajuste del individuo a la situación y a las demás personas que forman parte en ella en un lugar determinado. Esto a su vez conduce a la proyección de una actitud que inicia el trabajo conjunto con otras personas: Sumergirse en el terreno del juego.

3 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

bello blog volveré en la distancia
saludos

Anónimo dijo...

jugar y eso, y nada más que eso...

charlotte dijo...

“Ser un artista no es otra cosa que el deseo demente de expresarte”
latido Cassavetes, sumergida en el juego...
Esperamos más reseñas.